Santo Niño Cautivo

El nombre de “Niño Cautivo” se le otorgó porque durante su viaje de España a México, cayó en manos de piratas en 1622 y estuvo preso 7 años en Argel junto con su portador Don Francisco Sandoval de Zapata, hasta su llegada, en 1629 a la la Ciudad de México.

Entre 1653 y 1660 los músicos de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México lograron que se les construyera una capilla dentro de la catedral y en ella colocaron la imagen conocida como Nuestra Señora de la Antigua y debajo de ella colocaron la escultura del niño al cual bautizaron como el Santo Niño Cautivo .

El Santo Niño es el patrón de aquellos que quieren reformarse por estar cautivos por el alcohol y los vicios. A principios del año 2000 se le comenzó a venerar como intercesor de la salud de los secuestrados, a efectos de que regresaran con bien a sus hogares. Dado a que la gente siente que al, la misma imagen, haber estado secuestrada en manos de los piratas, ha experimentado el mismo el suplicio de estar secuestrado, por consiguiente puede comprender el o los corazones de aquellas familias que sufren este doloroso suceso.

La Iglesia Católica no ha otorgado oficialmente dicho patronato al Santo Niño, pero ello no ha impedido que la fe popular lo haya tomado como benefactor de quienes se encuentran en esa dificil situación.

La imagen puede ser venerada en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México.

Oración al Santo Niño Cautivo

Oh Jesús, Niño cautivo,
Padre tierno y amoroso,
a tus pies vengo lloroso
pues por tu clemencia vivo.

Socórreme compasivo
llegue a tu oído mi clamor,
duélete de un pecador
que teme por malicia,
y pide, al ver tu justicia,
misericordia, Señor.

Deja al pie de esta pagina tus peticiones al Santo Niño Cautivo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.